Pura Vida

Impuesto sobre el Patrimonio: ¿La envidia de los pobres?

Escrito por pacomarquez 14-09-2011 en General. Comentarios (0)

Me hago un verdadero lío cada vez que intento buscarle a ciertas cuestiones una solución objetiva capaz de aclarar esa cuestión y zanjarla por completo pero con el impuesto sobre el patrimonio no consigo hacerlo.

Está claro que se están pasando los peores momentos del país desde que Jesucristo murió por lo que, quien pueda, debería echar una mano a la nación aportando lo que pueda, pero viene la pregunta clave: ¿quién puede verdaderamente aportar extraordinaria y obligatoriamente este impuesto sobre el patrimonio? ¿qué grava realmente?

Voluntariamente no sé quién querrá pagar este impuesto que grava la propiedad de inmuebles y demás bienes de aquellos que superan un millón de euros en estos bienes.

Supuestamente estos sujetos pasivos tienen esos inmuebles por dos motivos, porque han ahorrado o porque han heredado y por ello han pagado sus correspondientes impuestos por lo que seguir pagando anualmente este gravamen me parece excesivo aunque puedan pagarlo fácilmente, siempre hay que ponerse en el lugar del otro, ¿lo pagarías?

Para nosotros los pobres es muy fácil decir "que paguen que para eso tienen dinero ..." pero no es tan fácil como decirlo.

Esos "ricos" presumiblemente serán los que, al tenerlo, muevan ese capital cuando se haya de mover por lo que habría que cuidarlos y no desplazarlos para que les custodien sus bienes en el extranjero para así no tributar en España.

 

No es tan fácil como Rubalcaba quiere hacernos ver ni tan difícil como Rajoy nos lo presenta.

 

Personalmente pienso que se debería negociar con ellos directamente ya que son ellos los que van a pagar, los demás (políticos y pobres) no pintamos nada.

 

Los países en ruínas lo son desde hace miles de años, ya los romanos nos dejaron muchas de ellas, aquí, en Grecia, en Italía y hasta en Portugal ...

Macroeconomía al alcance de todos ...

Escrito por pacomarquez 14-09-2011 en General. Comentarios (0)

Llega un momento en que hay que pararse a pensar irremediablemente en quién soy y cuál es mi papel en la situación actual de la economía, pero ¿qué economía?

Tengo que partir de un principio: Ser o no ser un entendido en macroeconomía y por lo tanto ... ¿qué es macroeconomía? En macroeconomía hablamos de un estudio global de la economía, hablamos de recursos productivos, de objetivos políticos o de balanza de pagos por lo que exactamente no me atrevería a opinar sobre este tipo de economía sin saber qué es lo que digo.

http://pacomarquez.blogspot.es/img/caidalibre.jpg

 

Pues todas las informaciones que últimamente nos llegan sobre la crisis nos hablan de las dificultades que está pasando este tipo de economía, porque cuando nos hablan del mal momento de Grecia, Italia o España nos están hablando macroeconómicamente y no tengo ni idea de qué pinto yo en todo esto.

Mi papel es saber si voy a llegar a fin de mes, si podré pagar los libros del colegio o si podré tomarme una cerveza Cruzcampo en un bar o una del Carrefour en mi casa.

¿Qué preocupación debo tener al saber que Grecia está al borde del abismo y que puede salpicar a España ...? Pues no tengo ni idea por lo que no me preocuparé.

 

La Bolsa es el mercadillo de los grandes inversores, pueden comprar barato o caro, pueden dejar correr un rumor para abaratar precios, pueden utilizar a países como cebos para al final ver recompensado su puro y cruel capitalismo.

 

A nosotros nos seguirán llegando informaciones acerca de todo esto, de que si Grecia tal, de que si Italia tal, que si China ... y que tenemos qué hacer, pues nada, con llegar a fin de mes tendremos más que suficiente.

11S: Diez años después

Escrito por pacomarquez 11-09-2011 en General. Comentarios (0)

Volvemos a recordar todo lo acontecido ese 11 de Septiembre del año 2.001 en el que prácticamente todo el mundo quedó perplejo ante lo que estaba ocurriendo en la capital del mundo y que no dejaba de sorprendernos debido a la magnitud del hecho, el escenario y las informaciones que llegaban desde otros puntos.

 

Ahora posiblemente se puede hablar de una cosa que a mí particularmente me llama la atención y ese gran tema, tan americano por cierto, que es el de las teorías conspiratorias. ¿Sólo fueron las aviones? ¿Fué realmente Bin Laden? ¿Murió Bin Laden? ¿Cuántos aviones fueron?

 

He leído y visionado lo que aparece en este enlace (http://www.lanacion.com.ar/1405156-los-puntos-oscuros-del-11-s) que puede hacernos pensar y darle vueltas a lo que realmente sucedió ese fatídico día y que años después puede hacer que pensemos con más objetividad sobre lo ocurrido y por lo menos plantearnos si fue como nos lo contaron o no.

 

Los edificios (no sólo las torres gemelas) caían como chinches, como si estuvieran dinamitados, en el Pentágono no se encontraron restos de ningun avión aunque sí las huellas dactilares de los pasajeros del supuesto avión estrellado, todo realmente fue muy "extraño".

 

¿Qué pasó realmente? ¿Fué Al-Qaeda? ¿Fueron los propios estadounidenses?

No sé si algún día nos enteraremos de qué fué lo que pasó, supongo que Bin Laden estará junto a JFK y Elvis Presley ... todo es posible en el país de los sueños.

¿Tú dónde quieres jugar?

Escrito por pacomarquez 31-08-2011 en General. Comentarios (0)

Aparcando la demagogia barata de algunos presidentes de sociedades anónimas deportivas tales como Sevilla F.C. SAD, Villareal SAD o Granada SAD, nos centraremos en esta pregunta tan lógica como histórica: si fueras futbolista, ¿dónde querrías jugar? Pues está claro, aparte de en el club de tus amores jugarías en el Madrid o en el Barcelona. Y punto.

 

Otro matiz independiente, no están estos equipos arriba jugando su particular competición entre ellos por el dinero, si no por sus entrenadores, que alcanzan prácticamente la perfección lo que les permite llegar a esos niveles futbolísticos.

 

En la temporada 2003-2004 el campeón fue el Valencia. No fue ni el Madrid, con Zidane, Beckham, Ronaldo, Roberto Carlos, Raul o Figo entre sus filas, ni el Barcelona, con Pujol, Xavi, Iniesta, Ronaldinho o Kluivert en la plantilla.

 

Que el Sr. Del Nido y el Sr. Roig quieren más dinero es normal, yo también lo querría, pero de ahí a pensar que los éxitos deportivos son gracias al dinero ...

La Dignidad Personal

Escrito por pacomarquez 27-08-2011 en General. Comentarios (0)

¿Quién mide el grado de dolor de cada persona? Físico o mental, ¿quién lo mide? ¿Quién mide el grado de satisfacción de cada uno? ¿Quién? ¿Quién elige qué coche o casa comprar? ¿Quién elige por tí?

 

La dignidad de cada una de las personas, al igual que cualquier adjetivo que cada uno se gane, hace a una persona ser como quiere ser, no podemos estar indignados porque mi amigo así lo esté ni porque en la Plaza del Sol se reunan cientos de personas manifestando sus ganas de vivir en una sociedad mejor, pero igualmente, ¿quién mide el grado de indignación de cada uno?

 

Adjetivos tales como digno, educado, serio, leal, capaz, ..., describen a cada persona que verdaderamente así sea al igual que tonto, indigno, maleducado o incapaz definen a las personas que así son pero éstas normalmente se creen lo contrario porque no son ellos los que miden la realidad de su persona, pues ellos son el lastre que nuestro país tendrá que aguantar durante décadas para volver a ser realmente una sociedad capaz y digna, con una educación seria y que nos haga ver que cada uno tiene que estar únicamente en el sitio que le corresponde, que ni el albañil puede ser abogado, ni el administrativo puede saber más que el entrenador de la selección española o que el abogado intente ser albañil.

Uno tiene que ser serio consigo mismo y saber que si no sabes torear, no te pongas delante de un toro, que si tu capacidad intelectual te da para llegar a 5 debes saber que quizás algún día llegarás a 6 ó 7 trabajando mucho, pero nunca a 10.

 

La mayoría de los españoles, que más o menos son los mismos que ven Telecinco, no saben ni qué es la indignación porque no tienen dignidad, ellos piensan que los del movimiento del 15M son personas que saben lo qué hacen y lo que dicen, pero realmente esa mayoría de la población no saben por qué lo hacen. Al final siempre nos vamos a preocupar de que la crisis no nos afecte y, si nos afecta, que sea menos que a mi vecino.

 

"La indignación moral es la estrategia tipo para dotar al idiota de dignidad." (Herbert Marshall  McLuhan)